Categories
Solar Power

¿Cómo funciona una placa solar?

Conoce como funcionan las placas fotovoltaicas y prepárate para ahorrar dinero.

La energía solar está en crecimiento en el mundo entero y Puerto Rico no se queda atrás. Durante una hora pico, el sol produce la energía solar necesaria para energizar todo el planeta. Pero la energía solar no se puede utilizar así sola en todas las aplicaciones. Para recoger la energía del sol y convertirla en electricidad necesitamos placas fotovoltaicas. Las placas fotovoltaicas son simplemente una combinación de células solares unidas para funcionar como una sola unidad y así generar más energía. Pero, ¿cómo funcionan las placas solares?

Por lo general, las placas fotovoltaicas se producen de un material semiconductor; en este caso se utiliza silicona cristalina (c-Si), organizado en capas con cargas opuestas que crean una célula solar. Cuando la luz del sol (fotones) choca con la silicona de la célula solar, se liberan electrones que viajan a través de las diferentes capas generando así electricidad. La electricidad que produce este circuito es de corriente directa (DC). La corriente directa no puede ser utilizada en el hogar, ya que en Puerto Rico y Estados Unidos, los sistemas eléctricos funcionan con corriente alterna (AC). Para cambiar la corriente directa (DC) a corriente alterna (AC) se utiliza un convertidor o inversor (“inverter”).

El convertidor es el cerebro del sistema de placas solares. No solo convierte la corriente DC a AC, sino que también provee protección, conexión a tierra y monitorea las estadísticas del sistema. Puede ser centralizado o tipo micro. Un convertidor o inversor central va conectado al sistema completo de placas, lo cual puede ser menos eficiente, ya que una sola célula que no esté trabajando a cabalidad (ya sea por sombra o sucio) puede afectar todo el sistema.

Los micro-inversores son más eficientes porque regulan cada célula individualmente sin afectar el resto del sistema. Es decir que si una célula no está funcionando correctamente, no influye en las demás y el sistema continúa siendo eficiente. La corriente directa (DC) convertida en alterna (AC) se puede utilizar en la casa o cualquier otro sistema eléctrico, devolverse a la red para distribución o almacenarla en una batería para utilizarse cuando el sistema no está generando energía, como durante la noche.

A pesar de que la placa solar de silicona es la más común, existen otros tipos de tecnologías fotovoltaicas en desarrollo. Por ejemplo, los módulos solares de capa fina son menos eficientes que los de silicona, pero se producen a un costo más bajo, lo cual puede reducir considerablemente el costo completo de tu sistema solar. No importa el tipo de placa que escojas, tu sistema solar será a la larga más económico y eficiente que utilizar la energía que proviene de la red eléctrica y te ayudará a ahorrar dinero a lo largo de la vida de tu sistema. ¿Qué esperas? Instala tu sistema solar hoy.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *